de webmaster a webmaster

Proceso de compra con tarjeta CES

sin comentarios, faltaría plus, venga haz el tuyo pinchando aquí que esto tiene premio seguro!

Menuda gaita para los compradores, menuda pega para los vendedores.

Así, con esa lapidaria frase resumo lo que nos aporta esta tecnología, que no es en absoluto de mi agrado, si bien protege al comprador y vendedor los penaliza con nuevos pasos y textos de difícil interpretación además de mezclarlo todo con una llamada a un 902.

Hablando claro, es un auténtico coñazo, menuda frase, cuando “el coño” es algo bueno aunque por grande se convierte inexplicablemente en malo, no lo entiendo, serán la altas temperaturas, tengo calor y me niego a encender el aire acondicionado antes de media tarde, que las subidas de este nutriente vital para los informáticos llamado popularmente como “la luz”, el IVA al 18% y la baja facturación de estos meses de verano no invitan a derrochar electrones así por que sí.

Volviendo al hilo de este post, el proceso de compra que impone el sistema CES acrónimo de Comercio Electrónico Seguro garantiza al comprador que no le puedan devolver la compra alegando que la tarjeta fue robada o cualquier otra excuso de alto o bajo precio. El problema es que para ello el cliente debe tener una tarjeta con de débito o crédito con chip y que previamente debe haberla habilitado telefónicamente llamando a un número 902 para efectuar compras con ella, además deberá conectarse a una URL e inventarse una nueva clave para las compras que realice con ella, más pasos para que parezca más seguro pero si te roban la tarjeta y consiguen en el numerito estamos en las mismas, a mi no me da mayor seguridad sinceramente lo que me da es que se van a perder muchas ventas con este sistema, todavía en proceso de mejora y que será obligado en poco más de un año.

Pongamos que estamos en un comercio electrónico y vamos a proceder a pagar lo que tenemos en el carrito de la compra, pulsamos sobre pagar y el sistema no redirige a una página donde introducimos el número de tarjeta, la fecha de caducidad y por último el numerito de tres cifras impreso en la parte trasera de la tarjeta de débito o crédito, hasta aquí todo es igual, al pulsar sobre continuar tachán:

El sistema nos da dos opciones, Registrar ahora y Continuar al compra. La segunda opción a nosotros jamás nos funcionó. Así que vamos a proceder a seleccionar la primera “Registrar ahora”

Desde esta captura anterior accedemos a nuestra cuenta con el banco, para este ejemplo, Santander. Entramos como siempre y el sistema nos lanza este otro mensaje:

Pues nada, que hay que agarrar el teléfono y llamar al 902, donde nos recibe un put. robot, que nos hace teclear hasta el dni… malditos! Tengo algunas teclas del teléfono gastadas por completo, he tenido que realizar un gran ejercicio de abstracción mental como si de dos arrays bidimensionales anidados se tratase para lograr introducir tal largo número, robot de los coj…. ! por fin una operadora, blablabla, tiene usted que ir con un navegador a la siguiente dirección, en ella introduces el número de la tarjeta y un nuevo código alfanumerico de 5 a 20 cifras, lo introduces y tachán… vuelve a la tienda, vuelve a llenar el carrito porque lo más probable es que ahora se encuentre vacío y repite el proceso, por fin has podido pagar de una forma más segura. Ejem.

Para nosotros esto no va a funcionar, primero acaba con la compra compulsiva, dificulta la compra, sin contar que no encontramos por internet especificaciones internacionales así que si como vendedores queremos vender fuera de las fronteras ¿qué? CES no tiene información en la Wikipedia, si buscas en todo es confuso, en fin, otra iniciativa que esperemos no nos impongan, por el bien del comercio exterior.

Be Sociable, Share!

Escrito por un tal uvedobles.com

July 6th, 2010 a las 9:38 am

Deja aquí tu comentario, tu huella, o mejor ingrésame unos euros